Escribir una Novela – Como hacerlo, Pasos y Recomendaciones

¿Cómo escribir una Novela?

Lo primero que se debe saber sobre la escritura de una novela es que no hay respuestas fáciles, ni tampoco hay una fórmula mágica, porque cada novela exige su propia estructura, su propio ritmo, su propia forma de ver el mundo.

Porque resulta que escribir una novela no es sólo un ejercicio de usar el pensamiento. También es un profundo imbuirse en el propio espacio mental y una aventura realmente divertida, es un mundo que se puede crear, poblar, cultivar y unir en todas las piezas. Seguidamente se dan algunas ideas que pueden orientar en el emprendimiento de escribir una novela. 

1. Decidir sobre una idea

Lo primero que pudieran preguntar los editores es de qué trata la novela. Se Necesita tener una buena respuesta, una que pueda explicar claramente en unas pocas frases o menos. Esto es lo mismo cuando se empieza a escribir y evolucionará a medida que la historia también lo haga, pero es mejor empezar de forma sencilla. 

2. Olvidar el esquema

Es importante no seguir un esquema rígido, lo mejor es hacer un bosquejo que lleve en una dirección. Lo malo de un bosquejo es que limita las posibilidades de la novela y puede hacer que el escritor se quede estancado sin remedio. Por lo menos durante las primeras cincuenta páginas, se aconseja escribir la novela sin un bosquejo.

3. Considerar el escenario

El escenario no sólo abarca el lugar, sino también el tiempo. Cuando se empiece a escribir se debe hacer una amplia descripción del espacio y del tiempo en el que ocurren los episodios que se quieren contar o narrar. 

Cuando se considere el escenario de la novela, se debe ser  lo más específico posible. Si se comienza  en una ciudad, establecer la parte de la ciudad, la calle, el edificio, las razones por las que la historia ocurre en ese lugar.  

Novela

3. Conocer los personajes

Algunos de los personajes aparecen sobre la marcha, pero al menos se debería saber de  los dos personajes principales y la forma en la cual interactúan entre sí. Personalidad, apariencia, hábitos extraños, cuanto más específico se pueda ser es  mejor para la calidad de la novela.  

4. Esbozar la historia en actos

Se aconseja dividir la historia en partes. Esta es una forma  de escribir, que se ha demostrado que mantiene la estructura. Tal vez se pudiera pensar que es mecánico, pero cuando se hayan escrito miles de  palabras y la historia no haya progresado, el escritor pudiera lamentar no haber hecho al menos un plan simple.

5. Decidir los temas

Los libros son una plataforma para explorar aspectos que pueden ser  clave dentro de la sociedad. El amor, el odio, el racismo, la homosexualidad, la depresión, o reacciones ante fenómenos, asuntos religiosos, entre otros. Las mejores novelas hablan en múltiples niveles. 

6. Crear un resumen de capítulos para toda la novela

Esto es una continuación de las tres partes. Se realiza mirando cuando se pasa de un capítulo o parte a otro, cuando se introducen los personajes, o se le de un giro al lector, por lo que se trata de una hoja de ruta, que se puede dejar para el final del manuscrito para poder añadir o quitar aspectos sobre la marcha. Sin esta parte el escritor puede perderse  por la tangente sobre cosas que no importan.

7. Escribir  las primeras líneas

Las primeras frases de un libro pueden decidir si alguien va a leer las siguientes miles de  líneas más o menos, por lo tanto hay que afinarlas. Se deben hacer de manera que encanten al lector, si aún no se hacen, pueden refinarse durante la edición, pero tienen que atraer.

8. Escribir el final

Se necesita terminar con una explosión, pero lo más importante es que le motiva al escritor  a terminar. Por lo que, si se tiene claro en el papel exactamente la conclusión de la historia, es más fácil escribir los espacios en medio. Las cosas pueden cambiar a medida que la historia se desarrolla, y eso está bien. Pero, si se tienen algunos avances  de la parte final, es más fácil ir en la dirección correcta.

9. Comenzar  por el principio, seguir hasta el final y luego detenerse

No se puede perder el escritor escribiendo trozos o piezas y tratando de meterlos con calzador de alguna manera. Si se va de principio a fin, la historia fluirá mucho mejor. Si la inspiración llega en una parte posterior, se puede escribir y usar el resumen del capítulo para introducirla, pero no es aconsejable distraerse con aspectos que no son relevantes para la novela.

10. El Proceso de Editar

El proceso de edición es complejo, porque puede significar cortar trozos como si fuera de la propia existencia del escritor. La mayoría son pequeños trozos, pero a veces se puede sentir como si se estuviera cortando una parte de la vida, pero un buen libro puede convertirse en grande con los ajustes adecuados.

Crear un Libro – Guía completa, Características y Ejemplos

¿Cómo crear un Libro?

Escribir un libro es complejo, sin la ayuda adecuada de  alguien que lo haya hecho antes, porque  se puede terminar cometiendo errores cruciales. Si se decide a escribir un libro tal vez se tenga la idea perfecta pero a lo mejor no se está seguro de por dónde empezar. 

Por lo tanto, el proceso de escribir y publicar un libro con éxito es mucho más que colocarlo en un espacio de venta en la red, también, escribir un libro requiere mucho más que un programa de gramática.

Es muy importante saber que se necesita la ayuda de alguien que lo haya hecho antes, para evitar como ya se planteó el cometer errores que se pueden evitar si se siguen consejos de expertos y de escritores con experiencia.

Existen varias razones por las que escribir un libro, puede llevar a la mayoría de los escritores a postergar el proceso. Algunas de las razones se mencionan a continuación: 

-No estar seguro de la manera en la que se puede  empezar a escribir el libro.

-Puede ser intimidante, poner en el mundo un libro de asuntos y vivencias personales.

-Estar inseguro sobre la escritura y tener un bloqueo de escritor antes de haber empezado.

-Tener temor de recibir críticas negativas del libro  cuando finalmente se publique.

-Le puede preocupar al escritor  que, aunque escriba el libro, nadie lo compre y termine con muy pocas ventas del mismo.

-No estar seguro de la forma de tomar la idea y convertirla en un libro real. 

Es importante recordar que todos los autores han estado exactamente donde el escritor principiante  está ahora. Todos los escritores de éxito, empezaron por mirar una página en blanco. En este sentido, se presentan algunos pasos que se pueden seguir para iniciarse en el mundo de la escritura de libros. 

crear un Libro

1. El primer paso es pensar como un escritor

Antes de sentarse y escribir una sola palabra, vale  la pena tomarse un tiempo para abordar algunas preguntas de actitud y adoptar la correcta. Este es uno de los pasos más frecuentemente pasados por alto para convertirse en un autor publicado, lo cual es una gran razón por la que tanta gente no termina un libro.

No basta con tener una idea de libro inspiradora. Antes de poner el bolígrafo en el papel, se necesita saber el  propósito.

Escribir un libro es gratificante, pero requiere un trabajo duro, es un trabajo emocional, de largas noches, madrugadas y  fines de semana, como también de enfrentar un constante proceso de autocrítica que no se parece en nada al que se haya experimentado antes. Por ello, tener claro y sólido  el propósito que alimenta el libro, le lleva a través del complejo proceso.

De hecho, puede ser que se sorprenda gratamente al escribir que, se tiene más de una historia y que es difícil reducir el contenido. Por ello, la forma más fácil de empezar a escribir un primer libro es elegir un tema con el que el escritor se  sienta cómodo. Literalmente se puede escribir un libro sobre cualquier cosa, así que se puede seguir con lo que se sabe.

Existen algunas formas para averiguar sobre los temas de los que se puede escribir:

-Mirar una lista de indicaciones para escribir o ideas para la historia y elegir una idea.

-Escribir una lista de todas las cosas que le apasionan al escritor.

-Hacer  una lista de todo lo que sabe hacer.

-Precisar  las áreas en las que quiere el escritor que se le considere y reconozca.

-Recopilar todas estas listas y clasificar las ideas en orden de lo que más le apasione.

-Imaginar la idea con la que, el escritor  estaría más orgulloso de que aparezca su nombre.

-Elegir la idea que más conoce y que más le apasiona al escritor.

Una vez que se tiene una idea bien acotada, se puede empezar a hacer un mapa mental y un esquema.

Otra excusa contra la que hay que luchar es la de que no se tiene suficiente tiempo. Escribir un libro lleva menos tiempo del que la gente cree, porque si se encuentra una hora al día que se dedique a algo que importe como los medios sociales, los videojuegos, Internet o la televisión, se puede  empezar  a escribir en su lugar.

2. Darse  cuenta de que no se necesita ser perfecto

La idea de escribir un libro hace que mucha gente piense que no es un escritor lo suficientemente bueno.  No se necesita una clase de escritura creativa, tampoco tener un mentor o entrenador de escritura, aunque si se necesita ayuda, igualmente, no se necesita  leer miles de buenos libros, lo que si se requiere es un sistema para terminar el libro.

No hay tal cosa como un libro perfecto o un escritor perfecto. Cuando se llega a esto, la distinción más importante es entre los autores que terminan sus libros y los que no lo hacen.

Como escribir un ensayo – Pasos y Guías

¿Cómo escribir un Ensayo?

Los ensayos son comunes en la escuela secundaria, el instituto y la universidad. Incluso puede que se  tengan que escribir ensayos en el mundo de los negocios, que en ese caso pueden recibir el nombre de informes. Un ensayo se define como una pieza corta de escritura que expresa información así como la opinión del escritor.

Para escribir un ensayo se necesitan seguir varios pasos, que se colocan a continuación y aunque pudiera sonar  como un montón de pasos para escribir un ensayo simple, si se siguen se podrá escribir ensayos más exitosos, claros y cohesivos.

1. Elegir el tipo de ensayo

El primer paso para escribir un ensayo es definir el tipo de ensayo que se está escribiendo. Hay cuatro categorías principales en las que se pueden agrupar los ensayos:

Ensayo narrativo: el cual cuenta una historia y transmite una información sobre el tema de una manera directa y ordenada, como si se estuviera escribiendo una historia.

Ensayo Persuasivo: este busca convencer al lector sobre algún punto de vista.

Ensayo expositivo: el mismo, busca explicar al lector la manera de hacer un proceso determinado. Se podría, por ejemplo, escribir un ensayo expositivo con instrucciones paso a paso sobre la forma de hacer una actividad. 

Ensayo descriptivo: este ensayo busca centrarse en los detalles de lo que está pasando. Por ejemplo, si se quiere escribir un ensayo descriptivo sobre un viaje, se busca dar  grandes detalles sobre lo que se experimentó y cualquier otra cosa que el lector necesite sentir como si estuviera en el lugar.

Por ello, conocer el tipo de ensayo que se está tratando de escribir puede ayudar a decidir sobre el tema y a estructurar el ensayo de la mejor manera posible. 

Otros tipos de ensayos que existen, son el Ensayo argumentativo: el cual toma una posición sobre un tema controvertido y presenta pruebas a favor de la posición del escritor. 

Ensayo de comparación y contraste: el cual identifica las similitudes y diferencias entre dos temas que están, típicamente, bajo la misma cobertura.

Ensayo de solución de problemas: el cual, permite describir un problema, convencer al lector de que se preocupe por el problema, proponer una solución y estar preparado para desmantelar las objeciones.

Como escribir un ensayo

2. Hacer una Lluvia de ideas

No se puede escribir un ensayo a menos que se tenga una idea de sobre lo que se va a escribir. La tormenta de ideas es el proceso en el que se llega al tema del ensayo, por lo que se requiere  simplemente sentarse,  pensar y escribir ideas durante esta fase. Escribiendo todo lo que venga a la mente, ya que siempre se pueden reducir los temas más tarde.

Utilizar la agrupación o el mapeo mental para hacer una lluvia de ideas y llegar a una idea para el ensayo. Esto implica escribir el tema o la idea en el centro del papel y crear burbujas, nubes o grupos de ideas relacionadas a su alrededor.

La lluvia de ideas puede ser una excelente forma de desarrollar un tema más profundamente y de reconocer las conexiones entre las diversas facetas del mismo.

Una vez que se tenga una lista de posibles temas, es el momento de elegir el mejor que responda a la pregunta planteada para el ensayo. Por ello, se debe elegir un tema que no sea ni demasiado amplio ni demasiado estrecho.

3. Investigar el tema

Una vez que se haya hecho la lluvia de ideas y elegido el tema, se puede tener la necesidad de investigar un poco para escribir un buen ensayo. Si es posible, ir a la biblioteca o buscar en línea información sobre el tema, también se puede entrevistar a personas que puedan ser expertas en el tema.

Se debe mantener la investigación organizada para que sea fácil volver a consultar. Esto también facilita que se  citen las fuentes cuando escribas tu ensayo final.

4. Desarrollar una tesis

La declaración de la tesis es el punto principal del ensayo. Es esencialmente una frase que dice de lo que trata el ensayo. Se puede usar esta idea como la premisa básica para escribir todo el ensayo, recordando que todos los diferentes puntos deben llevar a esta tesis principal. Por lo general, se debe declarar la tesis en el párrafo introductorio.

La declaración de la tesis debe ser lo suficientemente amplia como para que tenga suficiente que decir sobre ella, pero no tan amplia como para que no pueda ser exhaustiva. 

5. Bosquejar el ensayo

El siguiente paso es hacer un bosquejo de lo que se va a escribir. Esto significa que esencialmente se quiere dibujar el esqueleto en el papel. Escribir un bosquejo puede ayudar a asegurar que el papel sea lógico, bien organizado y que fluya adecuadamente.

Si se ha planificado un ensayo de argumento,  la mejor fórmula para un bosquejo de este ensayo, es comenzar escribiendo la declaración de la tesis en la parte superior, y luego escribir una oración temática para cada párrafo debajo de esta. Ello significa que se debe saber exactamente de lo que trata cada uno de los párrafos antes de escribirlos. Se aconseja no mezclar demasiadas ideas en cada párrafo porque el lector puede confundirse.

Asegurarse de tener transiciones entre los párrafos para que el lector pueda entender el fluido  de una idea a la siguiente. Igualmente, se deben rellenar los datos de apoyo de la investigación en cada párrafo. Asegúrarse de que cada párrafo se relaciona con la tesis y crear un ensayo cohesivo y comprensible.

Si el profesor sigue la directrices de las normas apa, aplicar las normas a medida que se avance en el desarrollo del ensayo. 

6. Escribir el ensayo

Una vez que se tenga un bosquejo, es hora de empezar a escribir basándose en el esquema mismo, desarrollando el esqueleto básico para crear el ensayo completo, cohesivo y claro. Seguramente, se debe  editar y releer el ensayo, comprobando que refleje  exactamente lo que se requiere para lo cual,  hay algunos aspectos para recordar:

-Revisar para obtener claridad, consistencia y estructura.

-Apoyar la tesis adecuadamente con la información de los párrafos. Cada párrafo debe tener una frase propia de la temática. Esta es la oración más importante del párrafo que le dice a los lectores de lo que  trata el resto del párrafo. Asegúrarse de que todo fluye junto. 

A medida que se avanza en el ensayo, las palabras de transición son primordiales porque, son las conjunciones correlativas que conectan todos los párrafos y evita que el ensayo suene desarticulado.

Se aconseja volver a leer la introducción y la conclusión, por ello, en la introducción, es importante incluir un gancho. Esta es la línea  que atraerá al lector y le animará a querer aprender más. 

7. Revisar la ortografía y la gramática

Ahora el ensayo está escrito, pero aún no has terminado. Vuelve a leer lo que has escrito, buscando errores y erratas.

Revisar los errores técnicos

Revisar si hay errores gramaticales, de puntuación y de ortografía, no siempre se puede contar con un corrector ortográfico para reconocer todos los errores.

Otra área común de preocupación son las comillas, por lo que, es importante citar las fuentes con exactitud y claridad, siguiendo las pautas del uso de las comillas en los ensayos y discursos.

También se debería considerar la diferencia entre citar, parafrasear y resumir. Las citas se reservan para las líneas de texto que son idénticas a un escrito original. La paráfrasis se reserva para grandes secciones de la escritura de otra persona que se  transmitir con las propias palabras. Resumir pone los puntos principales del texto de otra persona en sus propias palabras. 

Se requiere planificar el ensayo, porque se requiere experiencia para escribir un ensayo exitoso, afortunadamente, estos consejos pueden ayudar a lo largo del proceso y  ponen en la senda al ensayo bien escrito.