Inspirare para escribir un libro – Principios y Pasos

¿Cómo inspirarse para escribir un libro?

Cuando se va a escribir un libro, el escritor  está obligado a luchar con los períodos en los que no tiene la motivación para escribir o experimenta lo que se denomina  el bloqueo del escritor. Para combatir esto, se necesita una variedad importante de herramientas y técnicas que  ayuden a superar problemas de motivación, tales  como empezar a escribir, encontrar el mensaje o tema  deshacerse  del bloqueo del escritor. Por lo tanto, escribir es un trabajo y todo trabajo necesita de las herramientas adecuadas, lo mismo pasa con la escritura.

Principios que se deben seguir para inspirarse y escribir un libro

Existen varias técnicas e ideas que se utilizan para inspirarse y  para superar el bloqueo del escritor de vez en cuando y motivarse realmente para escribir.  La parte más difícil de escribir un libro es siempre las primeras páginas. Porque, no importa que tan fuerte sea la inspiración y motivación o lo convincente que sea el tema, inspirarse  para empezar es una gran tarea. Veamos algunas ideas.

1. Escribir todos los días

Un aspecto que es indispensable para inspirarse y tomar el ritmo de la escritura de un libro es escribir todos los días. Uno de los trucos que los artistas usan y que funciona bien para los escritores también es escribir seguido. 

Incluso cuando no se quiera escribir una sola palabra, es mejor hacerlo de todas formas, por lo que se debe solo escribir. Esta forma puede desencadenar  algo en el cerebro para que el camino entre la rutina diaria y el lado creativo sea más fácil de encontrar.

Se deben crear también,  pequeñas metas de escritura que se puedan alcanzar todos los días. Igualmente, el escritor puede fijarse  metas como, comprometerse a escribir 100 palabras o una página al día. Al final de los 365 días, tendrá un libro de 365 páginas.

Por ello, si se quiere completar el libro más rápido, se puede escribir un capítulo al día. Igualmente, se debe hacer del tiempo que se pasa sentado para escribir cada día,  un hábito. Por ello, si se  fija una hora para escribir por la mañana, es bueno sentarse  y escribir  a la misma hora cada mañana.

También se puede por ejemplo, promover  el libro y ponerle fecha para darse la motivación que se necesita para tenerlo terminado en una fecha determinada. Escribiendo los objetivos y revisandolos todos los días, a fin de completar el libro en poco tiempo.

2. Evitar corregir  mientras se está escribiendo

Uno de los mayores errores que pueden cometer los escritores es tratar de corregir mientras se escribe. Por ello, se debe guardar la optimización para el final. Porque, si se empieza a cambiar  de un lado a otro entre ser creativo y corregir ello le hace perder el control al escritor.  Por lo tanto, una de las mayores herramientas para cultivar la motivación es el progreso, es decir, seguir escribiendo y guardar la corrección  hasta que se  termine el libro.

inspirarse para escribir un libro

3. Deshacerse de las distracciones

Se deben evitar las distracciones cuando se está escribiendo, porque escribir un libro requiere de  toda la atención. Por lo tanto, es importante, crear un espacio donde haya pocas o ninguna distracción exterior. Poner el teléfono en silencio o apágarlo. Dejar un cartel de no molestar en la puerta. Filtrar el ruido exterior con una máquina de ruido blanco, porque el objetivo es eliminar todas las distracciones y entrar en un estado de las ideas  fluyan.

4. Tomar un descanso

No se debe temer dejar el libro a un lado por unos días cuando el escritor  sienta que está bloqueado, luego cuando se esté listo, vuelver a escribir. Sólo asegúrarse de poner en claro  el momento en que volverá a escribir. Es decir, darse una fecha límite estricta, y adherirse  a ella.

Cambiar entorno puede ser otra idea para inspirarse y para impulsar la motivación. Intentando escribir en una habitación diferente, al aire libre y en un espacio con un color diferente.

5. Usar el  ejemplo de otros

Si ha tenido la suerte de leer hacer una creación de analogías que apoyen la escritura del  libro. Por ello, cuando se esté atascado, mirar a la gente que valora y a sus vidas para mostrar ejemplos de lo que se quiere decir en el libro. Este proceso abre la puerta que cierra la brecha entre el pensamiento crítico y el pensamiento artístico.

6. Hablar si se tienen problemas para escribir

Si se tienen problemas para escribir, intentar hablarlo. También resulta escribir como si se estuviera hablando con un amigo. Así, mientras se escribe es bueno considerar que se le está contando una historia a uno de los amigos, y mientras se hace,  escribir lo que se está pensando.  

Cuando se le dice a los amigos que se está  escribiendo un libro, pensar en lo que se le dice y escribir tratando de transmitir el mensaje. 

Tener una conversación con el libro es una excelente técnica para hablar de los problemas que se necesitan resolver para los demás de una manera casual. Hablar es a menudo más fácil que escribir por lo que esta técnica ayuda a romper el bloqueo del  escritor.

7. Probar  las sugerencias de la  escritura creativa

Intentar escribir usando las indicaciones de escritura creativa como una forma de retarse a si mismo a escribir. Esto podría incluir: Describir los alrededores, mirar por la ventana y describir lo primero que se vea con gran detalle. Llevar un diario de las entradas como si fuera que estuviera  caminando por la selva.

Igualmente, intentar un desafío de palabras, abriendo el diccionario y eligiendo la primera palabra que se vea. Usar esa palabra en un haiku o una cita corta que el personaje principal pueda decir. Hay muchos consejos de escritura que los escritores usan para estimular el cerebro, la inspiración y la  motivación, por lo que, es recomendable encontrar  algunos que funcionen bien para cada escritor.

También se puede encontrar inspiración para la actividad de la escritura de un libro,  en esta lista de citas motivacionales. Porque, estar motivado todo el tiempo no es posible para la mayoría de los autores. Así que, no es bueno desanimarse antes de  empezar porque, las  herramientas y técnicas, ayudan a persistir la mayoría de las veces,  cuando simplemente no se  tenía ganas de escribir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *